PRECIOSASNOMARCO.jpg

 

Desde finales de siglo XIX la producción artística en el contexto soviético se definió por dos vertientes que contrastaron entre sí, por un lado las vanguardias de corte formalista y por el otro las realistas. Estas últimas buscaron, desde entonces, nuevas posibilidades plásticas para lograr unificar lo bello y complejo de la realidad misma, integrando al proletariado y la vida rural como referentes fundamentales para la configuración de un nuevo imaginario.

Particularmente las artes gráficas generaron durante las primeras seis décadas del siglo XX expresiones de múltiples ámbitos ideológicos que modularon el imaginario social. Algunos de estos medios de expresión adoptaron funciones propagandísticas con la finalidad de moldear las concepciones sobre la realidad social. En consecuencia, la gráfica soviética en los años 20 y 30 derivó en un instrumento eficiente para proyectar concepciones ideológicas, que durante las décadas de los años 40 a los 60 utilizaron al pueblo soviético como figura heroica y elemento simbólico para registrar el proceso de modernización. Esta forma de creación artística derivó en expresiones que diluyeron el pasado, el presente y el futuro, sintetizando la complejidad del imaginario soviético en relación con su proyecto de modernidad.

 

  • IMG_2650
  • IMG_2651
  • IMG_2652
  • IMG_2653
  • IMG_2659
  • IMG_2660
  • IMG_2661
  • IMG_2662
  • IMG_2663
  • IMG_2664
  • IMG_2665
  • IMG_2666

Simple Image Gallery Extended